Proyectos Ambientales

Este modelo de negocio sustentable se basa en el filtrado de agua potable y el uso y reuso de botellas de vidrio en restoranes para así no seguir contaminando nuestro planeta.

Emprendimiento consciente

Con el objetivo de impactar de forma positiva en el entorno, cada vez hay más microempresarios que han optado por desarrollar modelos de negocio conscientes que buscan no solo una oportunidad para ganar dinero, si no que cumplir un sueño o una inquietud haciendo las cosas de una forma diferente a lo establecido en el mercado.

Los que toman este camino, tienen la motivación de ofrecer algo valioso al mundo, priorizando a las personas, el respeto al planeta, y los valores, apuntando hacia un crecimiento armónico y pausado e -idealmente- sin generar deudas para lograr ingresos.

¿En qué consiste el emprendimiento?

Este negocio chileno, llamado Prisma Water, busca entregar agua premium a restoranes pero con un propósito que va más allá del dinero, el poder ser una alternativa ambientalmente sostenible aportando al cuidado del medio ambiente.

Su idea se sustenta en estas dos características:

  1. Disponibilizar una máquina que purifica el agua, permitiendo obtener 100 litros por hora (con o sin gas) por un costo fijo mensual. Esta pasa por 5 filtros dejándola totalmente purificada. La huella de carbono de este proceso es prácticamente 0.
  2. Esta agua se puede ofrecer en una botella de vidrio que está creada en un 80% de vidrio reciclado, con doble espesor y un sistema anti rayado, 100% pensado para ser recicladas y reutilizadas.

En los tres años aprox. de esta empresa, ya está presente en más de 100 restaurantes en nuestro país, según el CEO Cristóbal Millas, de esos la mayoría son de inversionistas peruanos que también tienen empresas en Lima, es por eso que Primas Water busca instalar su hub en la capital de peruana, ya que tiene un mercado gastronómico muy amplio y variado, casi ocho veces más grande que el de Chile.

¿En que ayuda disminuir el uso de botellas plásticas?

Día a día vemos que nuestro planeta se está volviendo de plástico, está en todas partes, incluso dentro de nosotros, es por eso que se vuelve imperativo no solo reciclar, si no bajar su producción y una buena forma de hacerlo es disminuyendo las botellas y fomentando el uso del vidrio, ya que es reutilizable y está libre de tóxicos.

Aunque el plástico PET de estas botellas se puede reciclar, ese proceso tiene un alto costo energético y por lo mismo no todos los países lo realizan, y lamentablemente es la naturaleza la que recibe ese desecho, convirtiéndose en agentes tóxicos, alimento para los animales -tanto terrestres como marinos- (lo que muchas veces causa su muerte), en trampas y/o en islas de plástico, sobre todo en el agua.

Con toda esta información y pensando en que las botellas demoran más de 1000 años en degradarse, elegir vidrio es la única opción para cuidar el planeta.

 

Fuente: http://bit.ly/2WwiA41

 

 

¿Te interesa saber más sobre este programa de estudios?