Modificación Genética

Desde que se descifró el ADN humano se supo que la genética iba a tener que caminar de la mano con la ética, para distinguir hasta donde se podía llegar. A finales de 2018 una controversia generada por un especialista chino que modificó los genes de gemelas, volvió a poner en la palestra su uso y los límites de ellos.

 

¿Qué es la ingeniería genética?

No es una ciencia, son técnicas -una serie de ellas- que permiten aislar y modificar genes, a través de la transferencia de ellos entre diferentes organismos. Además, se puede entender como una reunión artificial de moléculas de ADN con la finalidad de aislar genes o fragmentos de él, clonarlos e introducirlos en otro genoma para que se expresen, por eso también se le conoce con el nombre de técnica del ADN recombinante.

Su uso ha sido diverso, desde vacunas como la de la Hepatitis B, la creación de  la hormona del crecimiento hasta la creación de transgénicos, que son plantas resistentes a enfermedades y herbicidas, frutas y verduras modificadas.

 

¿Existe la manipulación genética en humanos?

Sí, existe y fue pensada para mejorar la calidad de vida de las personas. Con este objetivo, la primera terapia génica se realizó en 1990 en Estados Unidos, para ayudar a una niña con deficiencia en el sistema inmunitario –por la falta de un único gen- que debía vivir en una burbuja de esterilidad porque podría infectarse con cualquier tipo de microorganismo. El proceso que se hizo para curarla fue el siguiente: se les extrajeron glóbulos blancos, los modificaron para insertarles los genes necesarios para reparar la deficiencia y se los volvieron a inyectar. Esto tuvo un muy buen resultado.

Después de esta revolución, del desarrollo de la herramienta de edición genética llamada CRISPR -que se ha aplicado para corregir defectos genéticos en embriones humanos-  y luego de tres décadas de desarrollos, en 2017 se vivió el primer tratamiento comercial para enfrentar la leucemia de mal pronóstico. Esto se realizó extrayendo los linfocitos del paciente, llevándolos a un laboratorio, modificándolos para fueran capaces de atacar a las células de cáncer y volviendo a inyectarlos.

Se sigue trabajando para que enfermedades que hasta el momento no tienen buenos pronósticos como el cáncer, la fibrosis quística, patologías neurodegenerativas, entre otras en el  futuro puedan ser tratadas como simples.

 

Ética y avances científicos

Según la RAE, bioética es el “estudio de los problemas éticos originados por la investigación biológica y sus aplicaciones, como en la ingeniería genética o la clonación”. Y bajo este concepto es que los estudiosos se rigen al momento de catalogar algo como ético o no.

Con esto como premisa, hace muy poco en China un genetista llamado He Jiankui, profesor asociado del Departamento de Biología de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de Shenzhen, desató una ola de comentarios y reacciones al contar que modificó el adn de dos gemelas para protegerlas contra tres tipos de virus, con el VIH como principal.

Fueron sus propios pares y compatriotas los que rechazaron lo realizado a través de una carta que firmaron más de 100, quienes establecieron que la utilización de la técnica de edición genética CRISPR-Cas9, en embriones humanos “es peligroso, injustificado y genera un daño a la reputación y el desarrollo de la comunidad biomédica”.

 

Fuente: https://bit.ly/2GcDEc2

¿Te interesa saber más sobre este programa de estudios?