En el combate contra la propagación del nuevo coronavirus hay un tema que sigue siendo motivo de debate: ¿la población debe cubrirse la nariz y boca con mascarillas?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió este lunes en que debe haber mayor evidencia de que el uso generalizado de las mascarillas, combinado con otras medidas, ayuda a evitar el aumento de la pandemia.

“No hay una respuesta en blanco o negro, ni un remedio mágico. Las mascarillas solas no pueden detener la pandemia”, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instando a practicar las demás recomendaciones de cuidado, como el lavado de manos.

Pero en varios países con alto índice de contagios, entre ellos Estados Unidos, las autoridades han comenzado a recomendar (y en algunos estados lo han hecho obligatorio) el uso de esta protección.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos indicaron que, basándose en “estudios recientes”, sugieren el uso de protección facial para sitios de contacto cercano con otros.

“Los CDC recomiendan el uso de cubiertas de tela para la cara en entornos públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener”, dice la institución.

En espacios públicos como supermercados o farmacias puede dificultarse mantener la distancia social (dos metros entre persona), por lo que hay riesgo de transmisión de personas asintomáticas.

Sin embargo, con las mascarillas hechas en casa o incluso las de grado médico, hay varias recomendaciones que al pasarse por alto debilitan su utilidad.

Es necesario repasar los errores más comunes a la hora de usarlas, según los CDC y la OMS.

  • Asumir que son protección de grado médico

Una de las principales advertencias de las autoridades sanitarias es no asumir que una mascarilla de tela garantiza la protección que ofrecen las mascarillas quirúrgicas o respiradores N95 de uso médico.

Las mascarillas de tela, dicen los CDC, sirven para” desacelerar la propagación del virus y ayudar a evitar que las personas que podrían tenerlo y no saberlo transmitan el virus a los demás”.

En cambio, las mascarillas médicas o las N95 “son suministros esenciales que se deben seguir reservando para los trabajadores de la salud”, por lo que se pide no usarse para evitar el desabasto.

  • Dejar de lavarse las manos o evitar la distancia social

La OMS y los CDC coinciden en que el uso de esta protección es solo un elemento más en lo que cada quien tiene que hacer para evitar el contagio.

Mantener la distancia social, evitar reuniones de más de 10 personas, así como el constante lavado de manos, siguen siendo los “pilares” de los CDC en la protección personal, incluso al usar mascarilla.

Al respecto, el director de la OMS dijo que “las mascarillas solo deben usarse como parte de un paquete integral de medidas”.

  • Cubrirse solo la boca

Otro error común a la hora de usar mascarillas es cubrir solo la boca con ellas.

Las vías respiratorias deben estar protegidas, por lo que las mascarillas de tela o las de uso médico deben cubrir tanto nariz como boca, pues son las vías de contagio de enfermedades como el covid-19.

Pero hay más.

“No se deben poner cubiertas de tela para la cara a niños pequeños menores de 2 años, ni a personas con problemas para respirar, o que estén inconscientes o incapacitadas, o que de otra forma no puedan quitárselas sin ayuda”, advierten los CDC.

  • No lavar las mascarillas de tela tras su uso

Las mascarillas de tela hechas en casa pueden ser reutilizables, siempre y cuando se sigan las recomendaciones de higiene. No lavarlas tras ser usadas puede convertirse en un foco de infección.

Los CDC dice que usar lavadora y secadora es suficiente para volverla a utilizar, además de que su lavado no debe dañarlas ni hacerles perder su forma.

Las mascarillas médicas no son reutilizables.

  • Tocarla y no lavarse las manos

Ya que las mascarillas pueden contener patógenos, es imperativo evitar tocarla, y si se llega a hacer, es necesario lavarse inmediatamente las manos.

Asimismo, antes de ponérsela y después de quitársela, también se debe hacer el lavado de manos.

Cuando no se usen, las mascarillas de tela deben almacenarse en una bolsa de papel limpia y cerrada o en un recipiente transpirable.

 

Fuente: https://n9.cl/n80i

 

 

¿Te interesa saber más sobre este programa de estudios?