Jul

31

La Fibra Óptica y el cableado submarino

qué es la fibra óptica

Un mar de cables, así de literal, es lo que se vive debajo de nuestros océanos, en él hay más de 1.000 millones de cables submarinos que conectan a todo el mundo y transmiten el 97% de las comunicaciones a nivel global.

La fibra óptica submarina data del siglo XX, específicamente de los años 80, pero muchas décadas antes – en 1866 – diferentes empresas ya habían instalado este tipo de cables para transportar datos y a finales del siglo XIX se utilizaron para la red de telégrafos.

En la actualidad, su principal uso es para transportar datos de Internet y señales digitales de voz y televisión. Esta transmisión se realiza en un tiempo mucho menor comparado con la tecnología satelital, lo que significa que un bit que cruza el Océano Atlántico a través del cable llamado Marea demora poco más de dos centésimas de segundo, en cambio por el satélite, demoraría casi 1/4 de segundo en pasar.

¿Cómo se instalan los cables de fibra óptica submarina?

De una forma muy simple. Los barcos atraviesan el mar desenrollando el cableado hasta que descansan en el fondo, lo que a veces no se logra ya que anclas o animales marinos como tiburones generan accidentes. Cuando esto pasa, técnicos a bordo deben realizar reparaciones, subiendo a la superficie el cable de fibra óptica dañado con una especie de garfio, arreglarlo y sumergirlo otra vez.

Afortunadamente, los cables más modernos ya están preparados para resistir este tipo de imprevistos, pero lo que no tienen cómo contrarrestar es la posibilidad de que alguna potencia mundial quiera sabotear a otra a través del cableado submarino. Por ejemplo y como dato, el ejército de EE.UU. necesita de las líneas submarinas para el 95% de sus comunicaciones estratégicas, lo que lo vuelve un foco latente de amenaza.

El futuro de la fibra óptica submarina

Con el objetivo de mejorar la capacidad y la velocidad de sus servicios en la nube, Google anunció que seguirán invirtiendo en nuevas rutas. Una de ellas sería el cable privado llamado Curie, en honor a la científica Marie Curie, que conectaría Chile con Los Ángeles, Estados Unidos.

En 2019 se estima que estén operativas varias líneas que conecten Europa con América. Una de ellas sería la que va a unir la Península Ibérica con Brasil, con cerca de 10.000 kilómetros que no pasarán por Estados Unidos.

Para que los australianos tengan más capacidad y menor latencia en Internet cuando requieran acceder a servicios y app alojadas en USA, se instalará un sistema de cableado que se traducirán en 12.500 kilómetros, y una inversión de US$350 millones.

Además, conoce en Unab Online, nuestros diferentes programas de posgrado online en Ingeniería y estudia desde el lugar y el horario que más te acomode. Conoce más aquí.

Fuentes: Emol.com