Economía Digital

El equivocarse barato y rápido es la metodología que muchas empresas del mundo han adoptado para desarrollarse en el ámbito digital. Ese cambio de paradigmas también ha planteado desafíos en lo laboral, ya que cada vez se requiere a más personal especializado y con las competencias necesarias para moverse en un ecosistema en constante cambio.

Puestos laborales que antes no existían

Desde hace unos 10 años que el término metodología ágil se ha vuelto una constante en el desarrollo y crecimiento de las empresas. Esto apunta a tener un modelo de trabajo que, al momento de desarrollar un proyecto, facilite la falla temprana y a bajo costo, permitiendo aprender y tomar un nuevo camino de mejora. Todo este proceso no puede tomar más de  dos o tres semanas, siempre realizando una evaluación, retroalimentación y análisis de lo que se resultó y lo que no.

En base a esta nueva forma de trabajar, los profesionales que quieran calzar con este modelo deben tener capacidades, herramientas y características que muchas veces no se encuentran en las carreras tradicionales, sino que se van adquiriendo con la experiencia y los años de trabajo y también con cursos de perfeccionamiento que se pueden tomar de forma online en universidades extranjeras. Un desafío para las instituciones educacionales de nuestro país.

Según Hernán Orellana,director de Bci y asesor de Transformación Digital, en entrevista con El Diario Financiero, “los perfiles laborales propios de la economía digital requieren habilidades duras, pero también de comunicación, empatía y liderazgo”, que son las bases de la mayoría de los empleos del futuro.

Trabajos del futuro

  1. UX o User Experience: es el encargado de la experiencia usuario (cliente final). Tiene dos ámbitos de acción: recopilar información y transformarla en oportunidades para crear un producto; y diseñar la experiencia, forjando el camino de la usabilidad, el diseño (técnico y visual) y la creación de prototipos.
  2. DEV o Developer: Es quien desarrolla software, y puede especializarse en Front, es decir que diseña y desarrolla la programación de cara al usuario; o en Back, quien programa y conecta -en forma digital y en tiempo real- los servicios de la empresa con el cliente.
  3. GH o Growth Hacker: es un experto en marketing digital que maneja con gran profundidad las herramientas de analítica, motores de búsqueda y modelos de precios, con el objetivo de rentabilizar la inversión publicitaria.
  4. PO o Product Owner: tiene como tarea gestionar el ciclo de vida de un producto y/o servicio. Para realizarlo debe tener dos tipos de habilidades: conocimientos tecnológicos para mantener comunicación fluida con el equipo técnico y visión tecnológica para definir la estrategia del producto bajo la presión del cambio constante.

¿Cuánto ha aumentado la economía digital?

Para contestar esa pregunta primero debemos entender qué es la economía digital. Tomando varias definiciones, la que más lo resume hace referencia a que es una manera de producción y consumo basado en internet, que ha generado cambios a nivel país, tanto en la organización como en la economía y política, y que tiene como foco su desarrollo y crecimiento.

En el caso de Chile, según datos entregados en un estudio de Accenture y Oxford Economics entregado en 2018 y llamado “El avance de la Economía Digital en Chile”, esta representa el 22,2% del PIB, lo que se traduce en casi US$ 55 mil millones del producto nacional. Bajo esta misma línea, se prevé que para 2021 crezca tres puntos porcentuales, alcanzando entre 25,3% o 26,3%  del PIB.

Hasta hace unos años estos indicadores se medían en base al equipamiento tecnológico, comercio electrónico y niveles de penetración de banda ancha, entre otros ítems, como esto no representa la totalidad del ámbito digital, en la actualidad lo que se hace es cuantificar el aporte de la tecnología a todos los sectores de la economía en base a la producción: el uso de talento, equipos y bienes intermedios digitales.

Para lograr un mayor análisis de la economía digital, Accenture -empresa multinacional dedicada a la prestación de servicios de consultoría, servicios tecnológicos y de outsourcing- fue más allá y creó un índice llamado Valor Económico Digital (VED) que permite comparar a Chile con otros países. Bajo este indicador estamos en el primer lugar de la región, con 33,1 puntos, gracias a la alta adopción de tecnologías digitales, aceleradores y talento digital.

Fuente: http://bit.ly/2UTrkV6

¿Te interesa saber más sobre este programa de estudios?