Oct

08

Calentamiento global: primera causa de sequías en el mundo

Sequías en el Mundo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en siete años más, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua. Es debido a esto que se debe generar conciencia de esta catástrofe ambiental y conocer otras experiencias de países y ciudades que han desarrollado tecnología para paliar este fenómeno.

Causas de la escasez de agua

La contaminación es una de las más importantes porque abarca distintos ámbitos que repercuten directamente en la escasez hídrica:

  • Contaminación aguas dulces: se enfoca en que las empresas vierten sus desechos nocivos en ríos y mares, contaminando el medioambiente y volviéndolas insalubres. Podrían ser tratadas, pero tiene un alto costo y lleva tiempo.
  • Contaminación atmosférica: aquí también las protagonistas son las fábricas, que además desechan partículas dañinas al ambiente, las que se suman a las partículas que arrojan los sprays, aires acondicionados y vehículos, por ejemplo, favoreciendo la polución, al aumento de la temperatura atmosférica y la contaminación de las lluvias (lluvia ácida).
  • Contaminación de las tierras: el suelo contaminado hace que estos se vuelvan menos permeables y poco receptivos al agua de lluvia, provocando una pérdida de caudal en las aguas subterráneas que luego se transforma en escasez de agua.
    A esto le podemos sumar otros factores como el mal uso o manejo de los riegos en la agricultura, los efectos del cambio climático y la mala gestión de los recursos hídricos.

Escasez de agua en las principales ciudades del mundo

Casi la mitad de nuestra población mundial presenta escasez hídrica, índices que seguramente subirán a razón del constante aumento de la temperatura global. A la fecha hay más de 40 países con estrés hídrico y ¼ de ellos a punto de agotar su suministro de agua dulce renovable, todos afectados por sequías y desertificación. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Chile este año ha sufrido uno de los inviernos con menos lluvias de las últimas dos décadas, afectando nuestra biodiversidad y pasando a estado crítico en regiones como el Maule, Valparaíso y O’Higgins que tienen cada vez tienen más camiones aljibe abasteciendo de agua potable a sus habitantes. Otro ejemplo es la zona de paltas de exportación (La Ligua, Petorca y Cabildo) que desde hace ocho años arrastra un grave problema hídrico.
  • Bolivia hace dos años que pasó por una gran escasez, decretándose emergencia nacional ya que afectó a zonas rurales y también urbanizadas como por ejemplo Potosí, Oruro y Cochabamba. Para palearlo, desarrollaron programas y proyectos de gestión del agua y de crisis, implementaron alertas tempranas e hicieron mejoras para una distribución eficiente.
  • Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, lleva tres años sufriendo una muy grave sequía afectando a 4 millones de personas y a 2 millones de personas en tránsito y turistas anualmente. A principios de este año tomaron la determinación de restringir el consumo de agua a 50 litros diarios por persona. Además, está prohibido el uso de agua potable en jardinería, mantención y llenado de piscinas o lavado de autos y se están llevando a cabo programas y planes de desalinización, ya que podrían ser los primeros en el mundo en quedarse sin una gota de agua.
  • Sao Paulo, Brasil, tiene 20 millones de habitantes -la mayor cantidad de Sudamérica- y en 2014 sus libros de historia quedaron marcados por la peor sequía en 8 décadas y un ejemplo de ello, es que en la actualidad el sistema de embalses de Cantareira entrega menos de la mitad del agua de hace ocho años. Para tratar de sobrellevar esta situación crearon un grupo de gestión, que dentro de sus iniciativas tramitó un incentivo por reducir el 20% del consumo de agua de las familias brasileñas, este fue un descuento del 30% en la cuenta mensual. A los que les sucedió el caso inverso, es decir que aumentaron el consumo en 20%, se les cobró el 40% adicional. Lo comunicaron a través de campañas agresivas, capacitación, y trabajo con agrupaciones, además de realizar negociaciones con clientes privados.

¿Cómo evitar la escasez de agua?

Son varias las técnicas que están trabajando los especialistas en el tema. Una de ellas es la reutilización de aguas residuales para recuperar agua, nutrientes o energía. Otros van por la línea de regular la entrega de su concesión y los derechos; desalinizar mar, aunque es un proyecto muy costoso; detección de napas subterráneas con la utilización de nuevas técnicas y tecnología; optimización de regadío agrícola y detección de contaminantes en aguas y suelos.

Un aporte al tema es la medición de la Huella hídrica, a la que se han sumado diversas empresas de Chile y el mundo, y que basa su lógica en considerar el agua utilizada tanto en la producción de un bien o producto, como también la que se evapora como parte del proceso y la necesaria para diluir sus desechos y con eso se busca reducir el consumo.

Fuente: http://bit.ly/2OHTzTQ