Los efectos colaterales del COVID-19 y las necesarias medidas para bajar los contagios, como el aislamiento social, ya se hacen sentir en las personas. Es por esto que especialistas advierten que el próximo desafío, una vez pasada la pandemia, serán los trastornos mentales.

Según la OMS, 1 de cada 5 personas en el mundo “padecerá una afectación mental” como irritabilidad, cambios de ánimo e insomnio, por nombrar algunas, el doble de lo que se registraría en circunstancias normales. Además, el gobierno anunció el programa SaludableMente, con el que buscan fortalecer la salud mental de las personas.

En tanto que una encuesta realizada por dos docentes de la Universidad Alberto Hurtado arrojó que el 43% de los chilenos tiene problemas para dormir. Ente los principales factores identificados, destacan el estrés, poco contacto social, falta de hábitos, una disminución de la exposición a la luz solar y la ansiedad por el riesgo al contagio.

Para la doctora Evelyn Benavides, neuróloga y especialista en trastornos del sueño, uno de los principales síntomas son la dificultad para conciliar el sueño y no mantener un horario constante.

Consejos para dormir bien

La doctora Benavides elaboró una guía sobre qué hacer en las dos horas previas a acostarse.

  1. Bajar la exposición a pantallas

El uso excesivo de computadores, televisores o teléfonos inteligentes Si bien entretenerse es fundamental, lo recomendable es evitar maratones hasta tarde de películas o series. Las pantallas LED de los dispositivos electrónicos generan una luz que nuestro cerebro asimila como si fuera el sol, retardando la secreción de la melatonina que nos hace ir a dormir.

  1. Evitar resolver problemas

Al estar atento al trabajo o los estudios puede que nos encontremos con mensajes que aumenten los niveles de ansiedad e incertidumbre, lo que dificulta el sueño. En ese sentido se recomienda contestar mails o mensajes complicados durante la mañana.

  1. Evitar discusiones

En periodos como la cuarentena pueden aparecer problemas familiares y de convivencia. La especialista llama a no discutir en horas de la noche porque eleva el estrés al acostarse. “El hecho de pelear de noche aumenta la posibilidad de dormir mal”, dice Benavides.

  1. Realizar actividades de relajación

Es lo fundamental antes de dormir. La especialista llama a tomarse un tiempo para relajarse con actividades como leer, escuchar música, yoga, meditación u otros ejercicios respiratorios.

  1. Evitar condimentos

La alimentación es un aspecto relevante, por lo que se recomienda mantener una dieta saludable evitando alimentos ricos en grasas o muy condimentados pues ralentizan la digestión y esto influye negativamente en la conciliación del sueño. Junto con eso, la cena debe ser al menos 2 horas o antes de irse a dormir.

Estos consejos, junto con no tomar café ni bebidas cola después de las 5 de la tarde, evitar el alcohol de noche, hacer actividad física y exponerse al sol en la mañana y al aire fresco (ya sea por la ventana o por un balcón), son vitales para lograr una correcta higiene del sueño.

 

Fuente: https://n9.cl/zv90

¿Te interesa saber más sobre este programa de estudios?