Jun

06

Reinserción Social, un tema necesario en nuestra sociedad

Reinserción Social

Sociedad, ¿qué significa? Llamamos sociedad al conjunto de personas que comparten historia, folclore, estilos de vida, costumbres, en el marco de una comunidad, pero ¿para qué es importante nombrarlo junto a la reinserción?

Ya que la reinserción habla de incluir a una persona o a un grupo. La importancia de hablarlo como un sólo término, es poder introducirlo como una temática necesaria como país y así lograr que entidades públicas y privadas creen programas de capacitación y educación que apoyen el camino a una nueva vida como ciudadano.

Y así no sólo avanzar en seguridad ciudadana, si no que exista la posibilidad de que estas personas que han infringido la ley, no reincidan en la delincuencia a largo plazo.

¿Cómo lograr la reinserción social?

Parte fundamental para lograr una más efectiva reinserción social de personas que han infligido la ley, es a través de políticas que involucren al sector público y privado, además de un trabajo profundo y especializado en ámbitos de educación, trabajo, salud física y mental familiar, entre otros. Que los ayude a aprender oficios laborales, y cómo mantenerlos.

Es por todo lo mencionado anteriormente, que se trabajó en una nueva y más amplia política de reinserción laboral:

Política pública de reinserción laboral

Durante el año 2017, la ex mandataria Michelle Bachelet, recibió por parte del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de ese momento, Jaime Campos, la “Política Pública de Reinserción Social”, elaborada por el Comité Asesor para la Reinserción Social. En donde buscan con 87 rutas lograr en el corto, mediano y largo plazo lograr ámbitos de acción, mecanismos de implementación y desarrollo de dicha política.

“La idea es que quienes le han fallado a la sociedad, reciban hoy las herramientas para no cometer el mismo error y pongan sus capacidades al servicio de nuestra comunidad”, agregó la ex mandataria Michelle Bachelet.

Además, como parte de esta misma política, se busca crear programas de educación, capacitación y reinserción laboral de las personas que han infringido la ley, con subsidios para empresas privadas.  “No es posible, por otro lado, pensar en una reinserción eficaz, si no hay verdaderamente acceso a oportunidades. La condena no puede ser sinónimo de profundizar carencias que, sabemos, muchas personas privadas de libertad han tenido que enfrentar en sus vidas”.

Fuente: https://bit.ly/2LnNKWl